Arboles Frutales en Macetas

¿Tienes una buena terraza? En principio, no hay problema en plantar frutales en maceta, lo único que ocurre es que los maceteros deben ser muy grandes y contener una gran cantidad de tierra. Es importante también que sean de barro para que las raíces transpiren.

Prácticamente, cualquier especie se adapta a ese espacio, pero las más idóneas son aquellas de regadío, ya que tienen las raíces menos profundas y por tanto necesitan menos tierra para desarrollarse.

Por tanto, si quieres plantar algún árbol frutal en una maceta, puedes decirdirte por un melocotonero, albaricoquero, almendro, cerezo, ciruelo, manzano, peral, membrillero, aguacate u otros similares.

Los cítricos como el limonero y el naranjo también se adaptarán con facilidad, pero su crecimiento estará más limitado debido a que precisan de menos agua y tienen raíces más profundas.

Los cuidados de todos estos árboles son muy similares a los que están en el suelo. La diferencia es que al estar en una maceta, el agua se evapora antes y por tanto necesitarán algo más de riego.

El melocotonero en maceta

¿Es posible plantar un melocotonero en una maceta? Por supuesto, al igual que cualquier otro árbol frutal. El único problema es que tendrá menos capacidad para florecer y generar fruto. Por tanto, su función es más bien decorativa que recolectiva.

Para plantar un melocotonero en casa, puedes acudir a un vivero para conseguir la planta ya crecida o bien usar el hueso de un melocotón que te hayas comido recientemente. Si decides hacerlo por tu cuenta, es importante que la plantación la realices a mitad del otoño (sobre noviembre en el hemisferio norte).

Antes de nada, mete el hueso del melocotón en un bote lleno de arena humedecida durante 5 días. Introdúcelo en la nevera para que se conserve mejor tapado. Cuando transcurra ese tiempo, puedes plantarlo en la maceta, a una profundidad media (unos 5 centímetros). Mantén siempre la tierra húmeda, no tardará en crecer.

En principio puedes plantarlo en una maceta pequeña para que comience a brotar, luego puedes trasladarlo a una más grande. Mientras mayor sea el recipiente, evidentemente el árbol alcanzará una mayor envergadura y altura.

About author View all posts

Editorial Domag

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *