Quita las manchas como un pro

Cómo quitar las manchas de sangre de la ropa interior

Este es un problema que afecta muy especialmente a las mujeres. Debido a la menstruación, es relativamente común que la ropa interior pueda mancharse de sangre. En principio, con un buen lavado y más si la ropa es blanca (más resistente), se elimina sin problemas. Pero hay veces que quedan restos.

Para asegurarnos de que se eliminará correctamente la mancha, la próxima vez que vayas a lavar tus braguitas o tu ropa interior manchadas con sangre, échale un buen chorro de agua oxigenada por la mancha. Deja actuar durante unos 5 minutos y luego mete la prenda en un barreño con agua caliente y jabón.

Deja la prenda en remojo 1 hora aproximadamente y luego métela en la lavadora como lo haces habitualmente. La mancha saldrá sin problemas. Si lo deseas, o si es especialmente difícil de eliminar, puedes añadir un poco de lejía para ropa en el agua de tu lavadora.

Cómo quitar las manchas de barro de la ropa

En principio, el barro se elimina fácilmente con un buen lavado de la ropa, pero frecuentemente, pueden quedar algunas manchas que se resisten y que dan un tono ligeramente amarronzado a la ropa. Especialmente si la prenda es blanca o muy clara.

Funciona muy bien aplicar el zumo de un limón con un poco de sal en la zona afectada. Dejamos actuar durante unos 5 minutos aproximadamente y frotamos ligeramente para que la mancha vaya saliendo. Luego puedes lavar la prenda como lo haces habitualmente.

Si aún así no sale, también funciona echar un chorrito (muy poco) de amoníaco en el agua de la lavadora. Cuando tu máquina ya haya cogido todo el detergente y empiece a lavar. Abre el compartimento y añadie el chorrito junto con un poco de agua. Las manchas desaparecerán como por arte de magia.

Cómo quitar una mancha de cera o crayon en la pared

Niños + ceras + pared clara = bonito dibujo en el pasillo. Esta ecuación parece algo prácticamente inevitable en cualquier casa siempre que se cumplan todas sus condiciones. Pero no te preocupes, vas a poder salvar tu pared sin necesidad de pintar de nuevo.

Simplemente lo único que necesitas es alcohol. Echa un poco en un paño y limpia enérgicamente la zona afectada. Poco a poco notarás cómo va saliendo la mancha. Si la pared es de color, es muy probable que pueda perder algo, por eso éste remedio sólo funciona para paredes blancas.

Si el alcohol no es suficiente, entonces vas a necesitar bencina o gasolina blanca. Es un combustible que se usa mucho para encendedores u hornillos. Seguro que la encuentras en la sección de barbacoas o camping de tu centro de compras favorito. Echa un poco sobre un paño y frota ligeramente por la zona, notarás cómo se elimina casi como por arte de magia y la pared apenas resultará dañada. Si sigue sin eliminarse, lo único que queda ya es pintar de nuevo el área afectada.

Cómo quitar una mancha de barniz en la ropa

Es domingo, decides tomarte el día libre para pintar aquellas puertas deterioradas o aquel mueble con aspecto deprorable. Le das unas capitas de barniz y voilá, perfectos. Pero quizá no habías prestado tanta atención a proteger tu ropa. Ahí está, una mancha de barniz en tu camiseta preferida ¿cómo eliminarla?.

Si la prenda es resistente, entonces estás de enhorabuena, generalmente estas manchas (y también las de pintua) se eliminan con aguarrás puro y duro. Lo mismo que usas para limpiar tus brochas y pinceles. Si ves que no se elimina, puedes probar con disolvente (no los mezcles, enjuaga la mancha antes).

Si la prenda es delicada, prueba echando un poco de polvos de talco y dejando actuar durante unos minutos. Luego cepíllala e igualmente echa un poco de aguarrás para que salga. En teoría con estos remedios la mancha debería salir sin problema alguno.

Cómo quitar una mancha de gasoil de la ropa

El gasoil es quizá una de las manchas más difíciles de eliminar junto con la pintura. Aún así, puedes llevar a cabo algunos remedios caseros para lograr retirar esta mancha. No te juegas nada, al fin y al cabo vas a perder la prenda igualmente si no los aplicas. Por tanto, ponte manos a la obra y empieza con la solución más sencilla:

Rocía toda la mancha con un lavavajillas especial antigrasa. Deja actuar durante unos minutos y luego refriega bien con un poco de agua. De esta manera debería salir. Si no logras eliminarla del todo, entonces aplica un poco de quitagrasas del que usas para limpiar tu cocina, deja actuar 1 minuto ó 2 (es abrasivo) y luego enjuaga bien con agua y frotando.

Si sigue sin salir, entonces echa de nuevo el quitagrasas y mete la prenda rápidamente en la lavadora. Ponlo a la temperatura más alta posible para el tejido y añade la mayor cantidad posible de detergente. Si sigue sin salir, entonces la única solución es tirarla o acudir a una tintorería.

About author View all posts

Editorial Domag

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *